Categorías
apnea del sueño Ronquidos Trastornos del sueño

Las mujeres también roncan

Una de cada cuatro mujeres respira a un volumen excesivo mientras duerme, pero el ronquido esconde algo más. Y si tu eres una de ellas, es ahí donde deberías preocuparte, ya que las mujeres que roncan pueden tener problemas cardiacos.

1 de cada 10 mujeres tiene apnea obstructiva del sueño que puede devenir en un desenlace fatal.

La mitad de la población adulta masculina y la cuarta parte de la femenina ronca.

En caso de mujeres jóvenes suele estar vinculado a un aumento de peso o a alguna alteración mandibular conocida como retrognatia, que se produce cuando la dentadura inferior está alineada por detrás de la superior.

El tabaquismo, el alcohol o los inductores del sueño también pueden aportar decibelios al tránsito normal del aire por las vías respiratorias altas. Todo el mundo en alguna ocasión ronca, sobre todo en casos de congestión nasal por resfriado o alergia. Si es transitorio, no hay por qué alarmarse. Si es crónico y a un volumen inquietante, mejor remediarlo. Con la menopausia el porcentaje de damas que roncan aumenta ya que se empieza a acumular grasa en la base del paladar y esto obstaculiza el paso del aire.

Roncar no mata ni es una enfermedad, se asocia mas a un sí problema social que atosiga al roncador. Mucho más a la roncadora.

El ronquido se vuelve grave cuando impiden la conciliación familiar, es decir, impiden el descanso de quienes viven con ellos y afecta la vida del roncador.Además, en ocasiones puede ir acompañado de otros trastornos del sueño como la apnea, que esta si conlleva a riesgos de salud.

La apnea se puede identificar cuando la persona con problemas de ronquidos de pronto la persona llega a despiertar sobresaltada y con sensación de asfixia. En estos casos es recomendable acudir a un especialista para evaluar su caso.

Categorías
apnea del sueño Insomio Ronquidos Trastornos del sueño

¿Qué son los trostornos del sueño?

Los trastornos del sueño son problemas relacionados con dormir. Estos incluyen dificultades para conciliar el sueño o permanecer dormido, quedarse dormido en momentos inapropiados, dormir demasiado y conductas anormales mientras duerme.

Los trastornos del sueño no son una patología grave en sí misma, pero a la larga tienen serias implicaciones en la vida diaria como agotamiento físico, bajo rendimiento durante el día, sueño diurno, dificultad para cumplir con las obligaciones laborales, familiares o sociales, creando, afectando la vida diaria de las personas.

Algunos de estos trastornos son:

¿CÚALES SON SUS SÍNTOMAS?

Al haber diferentes trastornos, hay síntomas específicos de cada uno.

Incómodas y dolorosas parestesias (sensación de hormigueo) en el interior de las piernas, movimientos espontáneos e incontrolables.

Caminar de modo semiinconsciente dormido.

Episodios de terror con gritos y agitación, a veces acompañados de sonambulismo.

Dificultad para conciliar el sueño, despertares nocturnos o fin prematuro del sueño.

Aumenta un 25% el sueño habitual.

Crisis reiterada de sueño durante la vigilia.

Obstrucción de la faringe que no deja pasar el aire.

¿CÚALES SON SUS CAUSAS?

En ocasiones, los trastornos del sueño aparecen como efecto de otras enfermedades y constituyen factores de riesgo para la aparición de otras patologías.

Es por ello la importancia de consultar a un especialista que evalue su causa.

Categorías
Ronquidos

¿Por qué roncamos?

Cuando dormimos nuestros músculos se relajan, el problema recide cuando los músculos de la garganta se relajan provocando que la lengua se retraiga en la boca impidiendo que el aire pase a nuestros pulmones.

El ronquido se producen cuando algo impide que el flujo de aire habitual fluya libremente a través de la garganta a los pulmones provocando que al momento de respirar la garganta vibre generando el sonido que conocemos como ronquidos. 

Hay varios factores que pueden conducir al ronquido, entre ellos:

  • Tener sobrepeso.
  • Tabique nasal torcido o doblado.
  • Neoplasias en sus fosas nasales.
  • Nariz congestionada por un resfriado o alergias.
  • Hinchazón en el techo de la boca. Estas áreas también pueden ser más largas de lo normal.
  • Inflamación de las adenoides y las amígdalas que bloquean las vías respiratorias. Esto es una causa común de los ronquidos en los niños.
  • Una lengua que es más ancha en la base o una lengua más grande en una boca más pequeña.
  • Tono muscular deficiente. Esto puede ser causado por el envejecimiento o por el uso de pastillas para dormir, antihistamínicos o alcohol a la hora de acostarse.

Algunas veces, roncar puede ser un signo de un trastorno del sueño llamado apnea del sueño. Esto ocurre cuando usted deja de respirar total o parcialmente por más de 10 segundos mientras duerme.

La apnea del sueño puede generar problemas de salud graves, se recomienda tratarla con un médico especializado.